jueves, 13 de noviembre de 2014

Aún a riesgo de que me odies…



Hola chi@s!!!

Algunos de vosotros@s os preguntaréis dónde ando metida. Yo y mis idas y venidas…
Pues veréis, después de mucho reflexionar me he dado cuenta de que internet me agobia y necesito un cambio. Así es. Me agobia cantidad y no me gusta nada esa sensación.

Tras rebuscar un poco en el pasado presente me he dado cuenta de que la cosa que me hace sentirme así no es mi blog, del cual estoy muy orgullosa porque nadie me ha dado directrices para crearlo y será un blog pobre pero es el mío… A lo que voy, tampoco es mi muro de facebook y tampoco twitter. Entonces, ¿qué es aquello que me deja K.O. el cerebro y me quita las ganas de participar en cosas que me gustan?…
Bastante más sencillo y tonto de lo que puedas llegar a pensar.
Se trata de mi banda de internet y de la promoción de mis novelas en los diferentes grupos de los que soy miembro.

Mi banda de internet: no es banda ancha. Resumen, el alcance que tengo es una verdadera mierda, así de claro, y cuando me pongo a hacer cosas se me queda pensando y pensando, tanto es así que imagino que es como la estatua de piedra del Pensador, y los minutos comienzan a pasar sin poder avanzar y yo me pongo de los nervios llevándome un sofocón de los grandes.
Esto me lleva a la creación de las promociones de mis libros. Vamos a ver, para que se me entienda revelaré lo que es mi proceso de creación de anuncios de mis obras. Paso uno, buscar una imagen chula que sea atractiva e intentar destacar sobre otras. Paso dos, buscar unas frases adecuadas que la hagan atractiva e intentar destacar sobre otras. Paso tres, promocionar en los más de 100 de grupos a los que pertenezco intentando hacer llegar lo atractiva y destacablemente mejor que es sobre otras. ¡POR FAVOR, QUÉ ABURRIMEINTO!
Ciertamente, pienso que cada libro es diferente, cada autora es diferente y cada uno de ellos es atractivo y destacable por su contenido diferente, en la variedad está la clave.

En fin… que me pierdo entre reflexiones otra vez…

En este punto es donde se juntan las dos cosas por las cuales me canso hasta lo indefinible de internet. Banda corta, mínima y casi inexistente, más promocionarse en más de cien grupos… ¿Resultado? Treinta segundos de espera entre cada post colgado en un grupo.
¡UNA PUTA LOCURA! (Con perdón de la expresión)

De nuevo, debo hacer un parón y añadir que no a todos los grupos les gusta tanta publicación, y eso que yo sólo lo hago (o más bien hacía) una vez a la semana, y lo que ellos piensan en realidad lo comparto. Es un coñazo. Vamos a ver, como escritora autopublicada entiendo que es el único método para poder hacer llegar a los lectores tus obras, y al igual que digo una cosa digo otra, es decir, que acepto que nos promocionemos pero por favor no todos los días a todas horas, que he llegado a ver a la misma persona (y prometo que lo he contado porque eso era inaguantable) promocionar su novela hasta 198 veces el mismo día, por la mañana y por la noche. Por dios, ¿quién aguanta eso? Que no veo las publicaciones de otras personas entre tanta promoción. Y repito, para que no se me malinterprete; comprendo que nos promocionemos… una vez a la semana por favor y también que añadamos novedades entre medio, pero todo tiene su límite ¿no?

Por ello mismo y debido a lo coñazo del hecho, he decidido promocionar mis novelas en mi espacio, llámese muro, blog y twitter, y puede que quizá ni eso. No quiero ser, como ya he sido, una pesada con fotos y promociones sobre el mismo libro.

Descubiertos aquellos asuntos que implicaban un breve pensamiento que hice hace unos días en mi muro de face, supongo que ya habréis deducido que de ahora en adelante me propongo disfrutar más de todos vosotros y dejar los asuntos de ocio laboral para otros momentos y lugares.

¡¡¡Besos reflexivos!!!






4 comentarios:

  1. Muy buena reflexión Eugenia.Yo desde mi punto de vista desde moderación de Club de Lectura pienso que los grupos se han combertido en un escaparate de anuncios a todas horas el Club fue uno de los pioneros en fomentar que autores se publicitarsen, pero todo tiene un límite ahora son solo anuncios y los grupos se llevan solos y es eso lo que me aburre Club de Lectura es más que un escaparate publicitario es un lugar de cercanía entre autor y lector. El boca a boca es lo que me gusta, lectoras que recomiendan lecturas, que solicitan recomendaciones para leer y se crean amistades en la distancia.
    Me aburre entrar en muchísimos grupos y ver lo mismo en todos.....que sentido tiene si en casi todos somos las mismas lectoras, hagamos grupos de calidad y no grupos para ser administradoras y dejar que se lleven solos.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta el aporte que has hecho como representante de un club de lectura a mi reflexión. Gracias Pilar. Si lo miro como lectora, como ya he dejado entrever en el post, opino igual que tú. ¿Alguien da más?

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo, yo sólo leo, pero hay una exageración d promoción de algunos autores, el correo se m llena, xq estoy en grupos y todos van a parar allí, m gusta ver algunas, de hecho llevo una lista d los q me gustan y poco a poco los voy comprando, antes comentaba los libros q leía en los grupos pensando q les ayudaba a promocionarlos, pero la verdad es q sólo servía para q me los pidieran x privado, así q ahora tampoco lo hago

    ResponderEliminar
  4. Bueno, nuestra experiencia es desde la publicación por la vía normal. No obstante, pensamos que si no nos ayudamos nosotras mismas, ¿quién más lo va a hacer?
    Sin embargo, es una casuallidad que pensases en algo que también nos ronda por la cabeza desde hace poco. Hemos comprobado (porque hemos publicado dos novelas en un corto espacio de tiempo) que anunciar tanto no sirve de nada (y anunciar mucho, menos). Al estar más pendientes de los grupos en los que estamos como escritoras, nos hemos dado cuenta de que, como lectoras, lo odiamos.
    Si además, lo que Dice Fina Andrés es cierto (es una forma de hablar; no lo dudamos), ese comportamiento no ayuda a los demás.
    Solo estamos en Facebook (gracias a Dios), pero aquí se ha perdido lo que más nos gusta como lectoras: disfrutar y hablar con amantes del mismo género que nosotras. Estamos divididas (como lectoras y escritoras, se entiende) y eso es malo.
    Al final, como bien dices, Eugenia, abandonaremos todo y nos retiraremos en donde comenzó todo: nuestro querido blog.

    Un saludo enorme.

    ResponderEliminar

はじけるハートの足跡ブログパーツ

[PR]面白ツイート集めました